Windows 10 ofrece instalar drivers que pueden generar problemas de estabilidad en el sistema

Los drivers a día de hoy son una de las partes del sistema que más problemas dan con las actualizaciones de Windows 10.

Desde hace algún tiempo, si Windows Update reconoce que un equipo tiene controladores problemáticos, no instalará la versión grande más reciente de Windows, pues las incompatibilidades pueden causar pantallas azules, reinicios, pérdida de sonido, etc.

Según se informa en Windows Latest algunos usuarios de Windows 10 están informando de que Windows Update les ofrece instalar drivers incorrectos o inapropados. Se pueden tratar de versiones previas a las ya instaladas, lo que podría dañar instalaciones que ya de por sí son problemáticas. 

Lo bueno es que estos drivers problemáticos se ofrecen como instalación opcional, por lo que el sistema nunca hará la instalación por su cuenta de forma periódica al reiniciar o apagar el equipo. Lo más problemático está siendo el parche 'INTEL - System - 7/18/1968', que se ha lanzado fuera del programa Insider la semana pasada junto con Windows 10 2004, o May 2020 Update.

La recomendación para usuarios no expertos es no instalar nada sin saber de qué se trata, por mucho que Windows Update solamente debería ofrecer drivers seguros y actualizados. Si por desgracia ya hemos instalado alguno de estos controladores opcionales, es posible desinstalarlos desde 'Administrador de dispositivos'.

Otra forma de evitar problemas si los hemos instalado (cosa que podemos comprobar en el historial de Windows Update) es yendo a la web del fabricante y descargando e instalando la última versión disponible, que sobreescribirá estas versiones viejas que ofrece el sistema.

 Fuente: Genbeta

Windows Update, Windows 10, drivers, Windows Latest

Síguenos en nuestras redes sociales