KylinOS, sistema operativo basado en Linux, con el que China saca pecho ante Trump

China ha logrado dar un impulso notable a un proyecto de varios años para dotarse de su propio sistema operativo nacional basado en Linux: KylinOS, cuya última versión, v10, ha sido anunciada hace algunos días.

Esto le sirve al régimen chino y a sus medios afines para sacar pecho por su capacidad para avanzar en materia de software al margen de las grandes empresas de tecnología estadounidenses, en medio de una de las más tensas atmósferas comerciales con la administración de Trump. 

Uno de los modos con el que esperan desembarazarse de su dependencia respecto de EE.UU. es fomentando la creación de "un ecosistema industrial propio", mediante la colaboración entre los desarrolladores de Kylin y los fabricantes de chips Phytium

Kylin

Los sistemas operativos libres basados en Unix son la esperanza de los países que apuestan por la soberanía tecnológica, el sueño de China durante años. Desde 2001, cuando la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa china lanzó la primera versión del que sería su sistema operativo nacional: Kylin OS, basado en FreeBSD; no llegó a tener demasiado éxito y su tasa de adopción fue muy discreta, limitada al ámbito académico y militar. 

Un usuario chicno en 2006,  demostró que ese primigenio Kylin era idéntico a FreeBSD 5.3, con algunos retoques estéticos. En 2009 el proyecto cambió de enfoque y se basó ya en el kernel de Linux. 

Posteriormente se puso en manos de una compañía privada, TKC, que proporcionó versiones de escritorio, de servidor, para dispositivos IoT y para superordenadores (Galaxy Kylin, SO de Tianhe-1 y Tianhe-2). 

Otra compañía china, paralelamente, lanzó al mercado NeoKylin, una versión mucho más popular en el sector de equipos de escritorio, preinstalada ya en la mayoría de ordenadores vendidos en el país asiático. 

A finales de 2019, el regimen chino tomó dos decisiones que afectan a Kylin. Animar a CSC y TKC para que colaboren en el nuevo Kylin  unificado y más fuerte. Además, aprobaron un plan destinado a que los servicios gubernamentales reemplacen en el plazo de 3 años todos sus sistemas operativos de origen extranjero, por equivalentes nacionales. 

La nueva versión de KylinOS (solo para servidores y bautizada como Galaxy Kylin Advanced Server V10), será compatible con MIPS, SPARCv9 y ARM, además de procesadores x86. Será ideal para herramientas de virtualización como Kubernetes, Docker y LXC, junto con otros proyectos open source como GlusterFS y OpenStack Ceph. Preven que la versión de escritorio sea también compatible con aplicaciones Android. 

Fuente: Genbeta

Linux, China, Sistemas operativos

Síguenos en nuestras redes sociales

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí