La inteligencia artificial puede favorecer que una empresa consiga la licitación pública que necesita

Una empresa española está desarrollando una herramienta que usa la inteligencia artificial para optimizar la presentación de ofertas para concursos públicos.

La empresa ferrolana Ártabro Tech, ganadora de la última edición del Premio Sacyr Innovación, ha desarrollado una solución que está basada en la inteligencia artificial para optimizar la presentación de ofertas para concursos públicos. El objetivo de esta herramienta es proporcionar a los usuarios recomendaciones sobre concursos y precios de licitación óptimos, además de un análisis de la competencia. 

 

Para conseguirlo, están empleando la reutilización de datos abiertos. "Vimos que entre la información que hacen pública las administraciones está toda la referida a las licitaciones y nuestros clientes tenían la necesidad de desarrollar analítica avanzada sobre estos datos abiertos", comenta Alejandro Casteiro, CEO de Ártabro Tech. 

La herramienta trabaja extrayendo patrones de adjudicación en los diferentes organismos públicos y ofrece al usuario una horquilla de precio óptimo y de concursos recomendados, atendiendo al perfil de contratación y al histórico de licitación de los organismos públicos. 

Con la herramienta se maximiza el éxito en el proceso de contratación y se reduce su complejidad, estableciendo una jerarquía de concurrencia a los concursos públicos basada en datos. "Las empresas que trabajan habitualmente con las administraciones públicas han de dedicar grandes esfuerzos a seguir las licitaciones y decidir a cuáles se presentan. Tender es un asistente que facilita esta tarea muchísimo", añade Alejandro Casteiro.

La utilidad de esta herramienta será mayor tras la crisis de la Covid-19. "Tras el estado de alarma se han reactivado las licitaciones públicas y es un hecho que las administraciones van a impulsar la contratación como una palanca para la recuperación económica". 

El uso de la inteligencia artificial en las licitaciones permite reducir costes en el proceso de contratación, tanto porque ahorra tiempo y dedicación en el estudio de las convocatorias y la preparación de ofertas, como por el hecho de aumentar el ratio de éxito. 

Fuente. BigData Magazine

inteligencia artificial, licitaciones, concursos públicos

Síguenos en nuestras redes sociales