Olores a través de la pantalla e inteligencia artificial

En el evento celebrado este pasado martes de emprendimiento South Summit, el fundador y CEO de Zoom, Eric Yuan, ha desvelado los planes que presenta la compañía para la próxima década. 

Su firma ha crecido un 355% según sus últimos resultados públicos, que corresponden al segundo trimestre del año.

"Seremos una compañía que suministre innovación", ha afirmado Yuan. En ese sentido, el máximo responsable de la compañía quiere introducir cambios disruptivos en la experiencia de las videollamadas, como ha explicado. La posibilidad de oler en remoto, a través de la pantalla, es uno de esos cambios. Si estás hablando con una persona mientras esta bebe café, podrás respirar ese aroma, ha puesto como ejemplo de las novedades que llegarán en el futuro a Zoom.

Otra de las futuribles propuestas es que la inteligencia artificial transcriba las conversaciones en distintos idiomas y en directo, de modo que podamos hablar con cualquier persona a nivel global, independientemente de cada nacionalidad. 

La posibilidad de llamar desde todos los dispositivos y con "un solo clic" es otra de las mejoras que pretende introducir en Zoom: "Conectar con cualquiera en el mundo y sentir que estáis en la misma cafetería. Sin diferencias", ha señalado. Es decir, Yuan pretende avanzar hacia una experiencia más fluida, que se asemeje lo máximo posible a un encuentro real, eliminando las barreras técnicas.

"No estamos todavía ahí, pero el futuro es prometedor", ha destacado. "Vamos a tener que seguir trabajando todo lo duro que podamos y seguir innovando". Precisamente, la innovación será la parte central del negocio dentro de una década.

Además de hablar acerca de la estrategia a largo plazo de la compañía, ha contado cómo ha logrado él alcanzar sus metas, habla de cómo el esfruezo y la actitud son dos de las principales claves: "Sé paciente, trabaja duro todos los días. Levantar una empresa es un viaje largo, así que ten paciencia y sé humilde".

Asimismo, Yuan ha dicho que otra de sus prioridades es meditar todos los días: "Mi rutina es muy simple. Al finalizar el día, tengo 15 minutos libres en mi calendario en los que no reviso el correo, ni el móvil, ni tampoco atiendo llamadas de Zoom. Me dedico a pensar y a meditar".

En ese rato, se hace preguntas como qué es lo que debe mejorar, qué puede hacer de forma diferente y si hay algo que se le escape. "Soy crítico conmigo mismo", concluye.

Fuente: Hipertextual

innovación, inteligencia artificial, Zoom, videollamadas, avances tecnológicos