• Inicio
  • INNOVACIÓN
  • El avión hipersónico está un paso más cerca: Rolls-Royce está trabajando en una turbina que será capaz de propulsarlo más allá de Mach 5

El avión hipersónico está un paso más cerca: Rolls-Royce está trabajando en una turbina que será capaz de propulsarlo más allá de Mach 5

La propulsión hipersónica ha desarrollado avances significativos en las últimas dos décadas y media. El avión experimental no tripulado X-43 desarrollado por NASA durante la segunda mitad de la década de los 90, demostró que el vuelo hipersónico es posible, pero a la vez puso sobre la mesa los enormes desafíos que se han de superar si queremos que en algún momento estos aviones sean tripulados.

 

La agencia espacial estadounidense no es la única institución interesada en la propulsión hipersónica. Otras y varias compañías privadas han hecho esfuerzos importantes en los últimos años para desarrollar sus propios sistemas de propulsión de última generación, y una de las empresas mejor situadas es Rolls-Royce, compañía británica de alto peso en la industria aeronáutica prácticamente desde que fue fundada a principios del siglo XX. Su punto fuerte es una turbina de última generación con unas características muy prometedoras que no solo podría propulsar un avión más allá de Mach 5; sino también se podrá utilizar en vuelos espaciales. 

Rolls-Royce no es la única empresa que está trabajando en ello, se ha aliado con Reaction Engines

Estas dos compañías comenzaron a trabajar juntas en 2018 co la ambición compartida de desarrollar turbinas que se utilizaran tanto en aviones supersónicos como hipersónicos, y su alianza acaba de consolidarse mediante la inversión de 24 millones de dólares pactados por Rolls-Royce y Reaction Engines. Con ello llevarán a buen puerto una turbina diseñada por Reaction Engines que es capaz de propulsar un avión para superar 5 veces la velocidad del sonido. En el futuro se espera poder utilizarla en vehículos espaciales con velocidades aún más altas.

Los planes que tiene Rolls-Royce son ambiciosos, pues planea utilizar la tecnología creda por Reaction Engines en sus propios motores de combustión. También confía en el potencial a la hora de poner a punto sistemas de propulsión híbridos eléctricos, que combinan un motor de turbina de gas y un generador eléctrico. Con estos motores se incrementará la eficiencia, la sostenibilidad y la fiabilidad del transporte aéreo; reducir las emisiones contaminantes y simplificiar el mantenimiento de las turbinas, dando un empuje a los sistemas de propulsión híbridos. 

Con esta tecnología se persigue incrementar la eficiencia, la sostenibilidad y la fiabilidad del transporte aéreo; reducir las emisiones contaminantes y simplificar el mantenimiento de las turbinas. 

Otro cliente de Rolls Royce, Virgin Galactic, también está implicado en este desarrollo. Ha demostrado su interés por adquirirlas para usarlas en vehículos espaciales. Es llamativo que Rolls-Royce haya decidido invertir con tanta contundencia en una innovación que no le reportará beneficios a corto plazo. Además la pandemia del coronavirus ha colocado a la industria aeronáutica en una situación comprometida, y también a Rolls-Royce. 

De hecho la compañía está proyectando una reestructuración completa de la compañía, con una destrucción de 9.000 puestos de trabajo, y que persigue redimensionar su volumen y recursos para encarar el tsunami que está sacudiendo a la industria aeronáutica. 

Ante este panorama los dirigentes de Rolls-Royce han decidido apostar por turbinas de última generación, que encajan mejor que las que se utilizan actualmente. Probablemente la crisis sanitaria, tenga un lado positivo en este aspecto y acelere el regreso de los vuelos comerciales supersónicos, junto con la llegada de los primeros vuelos hipersónicos. 

Fuente: Xataka

RollsRoyce, ReactionEngines, VirginGalactic, hypersonic, supersonic, avión hipersónico, avión supersónico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí